Entradas

Mostrando entradas de abril, 2018

Todxs Somos Víctimas de La Manada

Hoy, un día después que se haya conocido la sentencia a La Manada, es un día triste para todas aquellas personas que luchamos por una sociedad más justa e igualitaria. No solo en la igualdad de género que desde mi posición de “hombre” también intento aportar mi granito de arena, sino en todos los colectivos que a lo largo de la historia nos hemos sentido un escalafón por debajo de lo socialmente aceptado: inmigrantes, personas con algún tipo de discapacidad, el colectivo LGTBI, etc etc.
Esta sentencia tan solo no infunda el miedo a las mujeres por sentirse desprotegidas ante la justicia, sino que al todo el género masculino también nos da miedo que actos tan violentos como la violación y el maltrato no tengan la misma condena jurídica que “social”. Todos tenemos amigas, madres, hermanas, tías, compañeras de trabajo a las que jamás les desearíamos ningún mal y daríamos la vida por ellas, menos aun que pasen por un episodio tan violento como lo ha hecho, desgraciadamente, la víctima de…

Escapar...

¿Quién no ha sentido alguna vez la necesidad de escapar?
De perderse en el tiempo como volutas de humo dejando todo atrás, los malos momentos, las alegrías, las penas, los quehaceres que día tras día nos matan por dentro envolviéndonos en una absurda monotonía que, conforme avanza el tiempo, nos hacer caer en esa maldita espiral de rutina infeliz.
Muchos de nosotros, en muchas ocasiones, deseamos partir hacia una huida hacia adelante o hacia atrás en el tiempo, para huir de una mala época o recuperar la suerte que tuvimos en el pasado. Lo que quiere decir que no queremos huir de una situación en concreto, simplemente echamos de menos algo o a alguien que nos hizo sentir bien hace algún tiempo. Circunstancia que casi siempre nos negamos a admitir por miedo, cobardía, orgullo o simple desconocimiento por no ser realmente objetivos con lo que realmente sentimos o pensamos.

Huir, escapar, perderse en el tiempo, son eufemismos para desear un cambio en nuestra vida para mejor. Pero el tiempo…